Prótesis encapsulada: síntomas y tratamiento

protesis encapsulada: sintomas y tratamiento

Prótesis encapsulada: ¿Qué es la contractura capsular?

Una prótesis encapsulada también llamada contractura capsular es una de las complicaciones indeseables de la cirugía de senos.

Cada vez que se introduce un objeto extraño en nuestro cuerpo, nuestro sistema inmunitario trata de aislarlo rodeándolo de tejido cicatricial resistente, lo que se conoce como “cápsula fibrosa”. 

Esta es una parte completamente normal del proceso de curación, y ocurre naturalmente en todas las mujeres que se someten a una cirugía de aumento de pecho. 

En la mayoría de las mujeres, la cápsula resultante es delgada (1 mm) y no interfiere con la forma final del seno.

Sin embargo, en algunas mujeres desafortunadas, el proceso inmunológico es exagerado.

Esto hace que la cápsula fibrosa que rodea los implantes se vuelva más gruesa, más dura y apriete el tejido mamario, lo que produce resultados adversos.

Hay varios grados de severidad de la prótesis encapsulada (Clasificación de Baker), pero en su forma más severa, las bandas de tejido fibroso resistente pueden hacer que tu pecho se vuelva:

  • Duro.
  • Deformado.
  • Antinaturalmente redondo.
  • Y, hasta doloroso.

La contractura capsular puede causar mucha angustia tanto a los pacientes como a sus cirujanos plásticos.

Debido a esto, se están realizando muchas investigaciones para descubrir las mejores formas de tratarlo.

¿Es común la prótesis encapsulada?

Dado que hay muchos tipos de implantes, texturas, marcas y modelos diferentes, es un poco difícil decir qué tan común es realmente la contractura capsular.

Según los últimos estudios, una estimación razonable sería que entre el 8 % y el 15 % de las mujeres que se han sometido a una cirugía de aumento mamario desarrollan una contractura capsular clínicamente significativa.

Sin embargo, la contractura capsular es la complicación más común de la cirugía de implantes mamarios.

También es la indicación más común para la revisión de implantes mamarios. 

La contractura capsular puede aparecer muy pronto después de la cirugía (dentro de un año) o mucho más tarde a lo largo de su vida.

En promedio, se desarrolla 2 años después de la cirugía de aumento de pecho, pero esto depende en gran medida de los muchos factores que se enumeran a continuación.

¿Por qué ocurre la contractura capsular?

encapsulamiento de prótesis de pecho

Los médicos aún no entienden por completo exactamente por qué ocurre la contractura capsular, y probablemente hay más de un factor que conduce a su desarrollo.

Los investigadores han propuesto un par de teorías que podrían explicar por qué ocurren las contracturas capsulares:

Respuesta inmunológica exagerada

Como parte del proceso de curación normal después de la cirugía de aumento de senos, tu cuerpo creará una cápsula compuesta de colágeno, miofibrillas y otras células para rodear y aislar tu implante.

Este es un proceso natural y debes esperar que suceda. Afortunadamente, en la gran mayoría de las mujeres, no afecta ni a la forma ni a la sensación del seno. 

Por alguna razón inexplicable, algunas mujeres desarrollan una respuesta inmunitaria más excesiva y las células inmunitarias estimulan la formación de una cápsula más gruesa con bandas fibrosas grandes y resistentes que causan contractura capsular.

Reacción inflamatoria adversa

Algunos investigadores creen que la contaminación bacteriana del implante y una reacción inflamatoria posterior podrían estar detrás de la formación de una cápsula fibrosa gruesa.

Tu piel y pezón normalmente contienen muchas bacterias, y algunas de estas bacterias pueden contaminar el implante mamario durante la cirugía y causar una respuesta inflamatoria exagerada más adelante.

Muchos cirujanos utilizan la irrigación de la mama con triple antibiótico y técnicas estériles estrictas para evitar cualquier contaminación durante la cirugía.

Todavía no hay suficiente evidencia para respaldar esta teoría y, actualmente, se cree que la contaminación bacteriana simplemente aumenta el riesgo de contractura capsular, pero no es una causa real.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la contractura capsular?

Motivo de la cirugía

La razón por la que originalmente te sometiste a una cirugía de aumento de senos juega un papel importante en la determinación del riesgo de contractura muscular.

Las mujeres que se someten a su primera operación de pecho (un aumento mamario primario) tienen un riesgo menor de desarrollar contractura capsular, en comparación con aquellas que se someten a una revisión de implante mamario o reconstrucción mamaria después de una mastectomía.

Tratamiento del cáncer de mama

En pacientes que han recibido quimioterapia o radioterapia como parte del tratamiento del cáncer de mama, el riesgo de contracción capsular es mayor.

Se sabe que estos tratamientos aumentan la tasa de infección y, posteriormente, una fibrosis y una contractura más extensas.

Marca de implantes mamarios

Se han realizado muchos estudios para evaluar el riesgo de contractura capsular con diferentes marcas de implantes.

Dado que existen innumerables tipos, modelos y marcas de implantes mamarios disponibles, es un poco difícil determinar qué marcas tienen un mayor riesgo de contractura capsular.

Sin embargo, lo que definitivamente sabemos es que la marca de tu implante juega un papel importante, así que asegúrate de elegir una marca de confianza cuando hables de este asunto con tu cirujano plástico.

Tipo de relleno del implante

Hoy en día, los implantes mamarios están rellenos de silicona o de solución salina;

  • Se sabe que los implantes de silicona dan una apariencia más natural al seno.
  • Los implantes salinos son más fáciles de colocar y ajustar.

Cada uno tiene sus pros y sus contras cuando se trata del riesgo de contractura capsular, los implantes de silicona parecen tener un mayor riesgo.

Esto, sin embargo, está abierto a debate, y los datos aún no son concluyentes.

Superficie de la cubierta del implante

Los implantes mamarios tienen una superficie texturizada o lisa.

Los implantes texturizados se asocian con un menor riesgo de contractura capsular y, por lo general, pueden mantener su posición mejor que los implantes lisos.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los implantes mamarios texturizados se han asociado con el linfoma anaplásico de células grandes asociado con implantes mamarios (BIA-ALCL), un tipo raro de cáncer inmunológico que puede surgir en el pecho.

Técnica quirúrgica

En la cirugía de aumento de senos, tu cirujano insertará el implante debajo de los músculos del pecho (submuscular) o arriba del músculo y debajo del tejido mamario (subglandular).

La colocación de implantes submusculares conlleva un menor riesgo de formación de contractura capsular.

Además, el uso de técnicas estériles y el lavado del área quirúrgica con antibióticos también pueden reducir el riesgo, ya que disminuye la posibilidad de contaminación bacteriana.

Tiempo desde la cirugía

Dado que la contractura capsular es una complicación progresiva, es razonable decir que cuanto más tiempo hayan estado colocados los implantes, más probable es que desarrolle una contractura capsular.

Síntomas de prótesis encapsulada

Los síntomas de la contractura capsular suelen ser progresivos y aumentan en gravedad con el tiempo.

Los primeros síntomas suelen ser muy leves y es posible que apenas se noten.

Es posible que tengas contractura capsular si tienes uno de los siguientes síntomas:

  • Cambia la forma del pecho: la contractura capsular puede causar deformidad del seno, donde el seno afectado puede encogerse y volverse más esférico con una curvatura poco natural y un contorno heterogéneo.
  • Cambio en la consistencia del pecho: a medida que la cápsula alrededor del implante mamario se vuelve más gruesa y tensa, tu pecho puede volverse más firme, duro e inconsistente.
  • Dolor: si la cápsula aprieta demasiado, podría comenzar a causar dolor en el seno afectado.
  • Sensación de que tu implante está fuera de lugar: algunas pacientes dicen sentir que su implante mamario ha cambiado de posición y se siente como si estuviera en su axila.

Ecografía para el diagnóstico de la prótesis encapsulada

Si sospechas que puedes tener contractura capsular, debes planificar una visita con tu cirujano plástico para tener una evaluación completa.

Tu cirujano plástico te preguntará acerca de tus síntomas, tu tipo de implante y algunos detalles sobre tu operación de pecho.

Después de eso, realizará un examen físico completo de tu seno para evaluar el grado de deformidad, firmeza y cualquier punto sensible.

Tu cirujano puede ordenar una o más pruebas para diagnosticar la contractura capsular y descartar cualquier otra causa de deformidad mamaria.

Las pruebas para diagnosticar la contractura capsular incluyen:

Resonancia magnética

La resonancia magnética nuclear (RMN) se considera el estándar de oro en el diagnóstico de la contractura capsular y otras complicaciones de los implantes mamarios.

Proporciona imágenes de alta resolución que delinean claramente tu implante mamario y el tejido circundante.

Mamografía

Probablemente estés familiarizada con el funcionamiento de la mamografía.

Es una prueba que es común en la detección de cáncer de mama en mujeres.

La mamografía puede ser útil para detectar contracturas capsulares leves y moderadas.

Sin embargo, su uso tiene sus límites en casos de contractura capsular severa.

Ultrasonidos

La ecografía es buena para detectar contracturas capsulares, sin embargo, los resultados son muy subjetivos y dependen de la experiencia del médico que realiza la prueba.

Por lo tanto, la ecografía podría no ser la mejor prueba para diagnosticar la contractura capsular.

Grados de Baker de contractura capsular

Basándose en tus síntomas, las características de tus senos y los resultados de las imágenes, tu cirujano plástico determinará la gravedad de la contractura capsular según el sistema de clasificación de Baker:

  • Baker I:Tus pechos se ven y se sienten naturales
  • Baker II: Contractura mínima. Tu cirujano puede sentir un poco de firmeza y puede decir que te has hecho un aumento de senos. Pero no tiene otros síntomas o deformidades.
  • Baker III: Contractura moderada. Tu seno se siente anormalmente firme con cierto grado de deformidad.
  • Baker IV: Contractura severa. Tu seno se ve obviamente deformado, se siente duro y te está causando dolor.

Después de determinar tu grado de Baker, tu cirujano hablará contigo sobre las posibles opciones de tratamiento.

Las contracturas capsulares con grados I y II de Baker generalmente no causan ninguna preocupación y no requieren tratamiento.

Sin embargo, los grados III y IV de Baker son más graves y se requiere tratamiento.

¿Qué hacer si tengo una prótesis encapsulada?¿Cuáles son los tratamientos para la contractura capsular?

Si después de examinar tus pechos y comprobar si padeces alguno o varios de los síntomas que son compatibles con la contractura capsular, en primer lugar llama a tu cirujano plástico y concierta una cita para que te realice la revisión de tus pechos.

En función del grado de Baker de la contractura capsular te recomendará un tratamiento.

El tratamiento más efectivo para la contractura capsular de grados III y IV de Baker es la cirugía de revisión.

La cirugía de revisión de contractura capsular generalmente se reserva para aquellos con contracturas severas (Baker III y IV), e incluye uno o más de los siguientes:

tratamiento contractura caspular con capsulotomia

Capsulotomía

También llamada capsulotomía abierta (a diferencia de la capsulotomía cerrada que se describe a continuación).

La cápsula de tejido fibroso está hecha de bandas gruesas y apretadas que se vuelven más apretadas y tiran anormalmente del tejido mamario distorsionando su forma.

Una capsulotomía es un procedimiento de revisión quirúrgica en el que tu cirujano plástico corta las bandas de tejido fibroso que tiran de tu seno.

El objetivo es tratar de liberarlos para relajar el seno sin quitar completamente la cápsula.

Tu cirujano cortará las bandas en múltiples lugares y en diferentes orientaciones para relajar el tejido y restaurar la forma normal del pecho.

Esta técnica es menos extensa que la capsulectomía (extracción de la cápsula) y se prefiere si tus implantes son submusculares.

Capsulectomía

Una capsulectomía es una cirugía de revisión de implantes mamarios en la que el cirujano corta y extrae toda la cápsula de tejido fibroso que rodea el implante mamario.

Esta cirugía es más invasiva que la capsulotomía y conlleva mayores riesgos, especialmente si tus implantes son submusculares.

Los implantes submusculares están muy cerca de las costillas, por lo que la manipulación extensa de la cápsula que los rodea puede provocar la formación de un hematoma (acumulación de sangre) o neumotórax (punción del pulmón).

Sin embargo, algunos cirujanos aún prefieren esta técnica a la capsulotomía, ya que se cree que asegura la eliminación completa de todo el tejido cicatricia;

  • La eliminación de cualquier contaminante.
  • Reduce la contractura adicional
  • Evita que el calcio se acumule en el tejido sobrante
  • mientras que también minimiza la interferencia con los resultados de la mamografía.

Reemplazo de implantes

Se cree que reposicionar el implante (cambiar la ubicación) puede reducir el riesgo de recurrencia y mejorar los resultados después de la capsulotomía y/o capsulotomía.

Una nueva técnica que se ha mostrado prometedora es la formación de «neo-bolsillo».

Un neo-bolsillo es un nuevo espacio que tu cirujano crea para que se asienten tus implantes.

Transferencia de grasa autóloga

Ha habido investigaciones sobre la transferencia de grasa autóloga como un tratamiento potencial para la contractura capsular.

En este procedimiento, tu cirujano elimina el exceso de grasa de otro sitio de tu cuerpo (como los muslos, las caderas o el abdomen) a través de una liposucción.

Luego, la grasa se inyecta en los senos, los investigadores sugieren que al hacer esto, la circulación sanguínea mejorará alrededor de la cápsula y el pecho se volverá más natural.

Sin embargo, esto todavía está bajo investigación y no es un tratamiento estándar.

La transferencia de grasa se puede usar en combinación con capsulotomía o capsulectomía, o como parte de la reconstrucción mamaria si decides quitarse los implantes.

Extracción de implantes

En casos muy severos con recurrencias múltiples, tu cirujano podría sugerir que te extraigas completamente los implantes mamarios como una de las opciones.

La extracción de los implantes suele resolver el problema, sin embargo, los resultados estéticos tras la explantación suelen ser indeseables.

Esto es especialmente cierto si has llevado implantes grandes y te queda exceso de piel después de la cirugía.

Después de retirar los implantes mamarios, tu cirujano puede realizar una reconstrucción mamaria con una combinación de técnicas.

La reconstrucción después de la extracción del implante puede incluir mastopexia (levantamiento de senos), extracción del exceso de piel o transferencia de grasa autóloga.

¿Existe riesgo de recurrencia de la contractura capsular después de la cirugía de revisión?

Desafortunadamente, el riesgo de recurrencia después de la cirugía de reparación de contracción capsular es alto.

Según algunas estimaciones, casi 1 de cada 4 mujeres vuelve a desarrollar contracturas dentro del año posterior a la cirugía de revisión.

Esto puede conducir a múltiples cirugías de revisión posteriores y el riesgo de recurrencia sigue siendo alto cada vez.

Existe la esperanza de que el estudio de técnicas quirúrgicas más nuevas (como el método de neo-bolsillo) minimice el riesgo de recurrencia de la contractura capsular.

Prótesis encapsulada ¿Qué hacer sin cirugía?

Si bien muchos creen que la mejor manera de eliminar la contractura capsular es a través de una cirugía de revisión mamaria, algunos tratamientos alternativos no quirúrgicos que pueden ayudar a romper el tejido cicatricial en el seno y suavizarlo incluyen:

Capsulotomía cerrada

Como su nombre lo indica, la capsulotomía cerrada es cuando tu cirujano plástico intenta romper el tejido cicatricial que forma la cápsula en tu pecho sin recurrir a la cirugía.

Esto significa que tu cirujano intentará manipular manualmente tu seno, moviéndolo y empujándolo en diferentes direcciones para aflojar las bandas fibrosas que causan la contractura capsular.

Sin embargo, esta técnica no es muy efectiva y más de la mitad de las mujeres generalmente necesitan someterse al procedimiento varias veces.

Además, la capsulotomía cerrada conlleva un riesgo de ruptura del implante y formación de hematoma (acumulación de sangre).

Todo esto ha hecho que la capsulotomía cerrada sea un método menos que ideal para tratar la contractura capsular sin cirugía.

Terapia de ultrasonido

La terapia de ultrasonido usa ondas de sonido que se aplican a tu seno usando una sonda.

Este método se ha utilizado para tratar la congestión mamaria y los conductos mamarios bloqueados.

Recientemente, ha habido sugerencias de que múltiples sesiones de terapia mamaria con ultrasonido podrían ser una forma no quirúrgica efectiva de tratar la contractura capsular al relajar el tejido cicatricial apretado en el seno.

Esta técnica todavía está bajo investigación, pero la investigación muestra que es prometedora.

vitamina E tópica

Algunos médicos prescriben cremas de vitamina E para frotar sobre el seno para suavizar el tejido cicatricial y reducir la contractura capsular.

Inyectables

Se han probado varios fármacos inyectables como alternativa a la cirugía en el tratamiento de la contractura capsular.

La triamcinolona (un esteroide), cuando se inyecta en el tejido cicatricial de la mama, puede ser una forma eficaz de eliminar la contractura capsular.

Algunos investigadores también han sugerido que las inyecciones de toxina botulínica A (Botox) también pueden hacer que la cápsula sea más delgada y blanda.

Zafirlukast (un fármaco nuevo) ha demostrado mejorar con éxito el grado de Baker al ablandar la cápsula de tejido fibroso y aflojar la contractura capsular.

Sin embargo, estos medicamentos todavía están bajo investigación y aún no han confirmado la sostenibilidad de los resultados.

Medicamentos orales

Se han sugerido varios medicamentos como tratamiento médico para la contractura capsular.

Hay medicamentos con propiedades antiinflamatorias que pueden ayudarte a deshacerte de la contractura capsular sin cirugía.

Al igual que con las otras alternativas no quirúrgicas, estos medicamentos aún se están investigando antes de que se conviertan en una práctica estándar.

¿Cómo prevenir la contractura capsular?

La prevención de la contractura capsular comienza principalmente antes de la cirugía, ya que está estrechamente relacionada con la elección del implante y del cirujano plástico.

Después de la cirugía, el masaje mamario puede tener un papel preventivo.

Esto es lo que puedes hacer:

Elección del implante

Las características del implante que elijas juegan un papel importante en la determinación del riesgo de contractura capsular.

Elegir una marca de implantes mamarios con buena reputación garantiza riesgos mínimos.

Los implantes texturizados (aparte de su riesgo de BIA-ALCL) tienen menos probabilidades de causar contractura capsular.

Debes analizar todos los pros y los contras de los diferentes tipos de implantes cuando planifiquestu cirugía con tu cirujano plástico.

La elección de tu cirujano plástico

Elegir al cirujano plástico adecuado es fundamental para reducir el riesgo de complicaciones después de la cirugía de aumento de pecho.

También es vital obtener los mejores resultados posibles.

Los mejores cirujanos plásticos siguen estrictas técnicas y métodos estériles para reducir la contaminación durante la cirugía.

Además, los cirujanos experimentados intentarán colocar tus implantes utilizando técnicas que tienen menos probabilidades de causar contracturas más adelante en la vida.

Además de todo esto, elegir al cirujano plástico adecuado significa que obtendrás un mejor seguimiento mucho después de la cirugía, en caso de que surja algún problema.

Masaje del pecho

El masaje diario del pecho durante los primeros meses después de la cirugía puede ayudar a estimular el flujo sanguíneo alrededor de los implantes.

Esto a su vez conduce a una cápsula más suave y delgada.

Debes masajear suavemente tus senos varias veces al día durante los primeros 2 meses después de la cirugía.

Después de los primeros 2 meses, puedes reducirlo a una vez al día.

Suplementos omega-3

Según las primeras investigaciones, los suplementos de aceite de pescado y omega-3 podrían ayudar durante el proceso de curación al hacer que la cápsula sea menos dura.

¿Preguntas frecuentes sobre la contractura capsular?

¿Puede la contractura capsular desaparecer por sí sola?

La contractura capsular suele ser un problema progresivo que empeora con el tiempo.

Es muy poco probable que la deformidad del pecho desaparezca por sí sola sin intervención médica o quirúrgica.

¿La contractura puede ocurrir de la noche a la mañana?

No, la contractura capsular es una complicación progresiva.

En otras palabras, comienza con síntomas mínimos que pueden empeorar durante un período prolongado de tiempo.

Si tienes un cambio repentino en el tamaño de tus senos, es posible que tengas una ruptura del implante.

¿Es peligrosa la contractura capsular?

No, la contractura capsular no supone ningún riesgo para tu salud física.

El único problema de no tratar la contractura capsular es que puede empeorar con el tiempo. Esto puede conducir a dolor y deformidad severa.

Como cualquier otra cirugía, la cirugía de aumento de senos tiene su complicación.

La contractura capsular a veces es inevitable.

Incluso si tu cirujano plástico sigue todos los métodos preventivos posibles y te ofrece los implantes de mayor reputación.

Este problema puede ser angustioso de tratar, sin embargo, soportar el proceso de tratamiento te ayudará a restaurar tus bonitos y atractivos senos en poco tiempo.