Cirugía de Pechos Tuberosos o Tubulares

La deformidad mamaria tuberosa es una condición congénita que puede provocar una gran vergüenza y baja autoestima para muchas mujeres. Estas deformidades afectan aproximadamente al cinco por ciento de la población femenina, generalmente se manifiestan en la pubertad cuando el desarrollo de los senos ocurre principalmente. La buena noticia es que esta condición casi siempre se puede tratar con éxito a través de procedimientos diseñados para completar la forma del cono de la mama y proporcionar plenitud y elevación a los senos que carecen de esas características.

Síntomas de la deformidad mamaria tuberosa

La deformidad mamaria tuberosa puede tomar una variedad de apariencias. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

  • Forma cónica con areola agrandada
  • Base de senos inusualmente estrecha
  • Espacio significativo entre los senos
  • La piel del pecho apretada debajo del pezón
  • Pliegue inframamario mal definido o ausente
  • Aspecto plano a la mitad superior de la mama
  • El tejido mamario parece proyectarse en la areola y el pezón

Algunas mujeres solo experimentan esta condición en un seno, dejando una apariencia asimétrica que puede ser muy difícil de minimizar. Ya sea que la deformidad esté en uno o ambos senos, las opciones de cirugía estética pueden ayudar a proporcionar una forma y un posicionamiento normal en los senos, a la vez que aseguran la simetría en el perfil del cuerpo.

Opciones de tratamiento

El procedimiento más común para tratar la deformidad mamaria tubular es el aumento mediante el uso de implantes. La colocación correcta de los implantes de silicona o solución salina proporciona la plenitud de los senos tuberosos que faltan. Al mismo tiempo, algunas mujeres pueden requerir un procedimiento de levantamiento de senos para colocar el seno en una posición más natural.

Algunos pacientes pueden requerir procedimientos para llevar la areola y el pezón en proporción con el resto del seno. Las mujeres que tienen senos excesivamente estrechos o pequeños pueden necesitar un expansor de tejido colocado para estirar los tejidos antes de la corrección del implante.

Candidatas

Las candidatas perfectas para este procedimiento son las pacientes sanas que tienen la deformidad mamaria tuberosa. Las pacientes a menudo se presentan con una base mamaria estrecha, areolas hinchadas y grandes(piel pigmentada alrededor del pezón como si estuviera herniada), tamaño de los senos pequeños, pliegues elevados del seno, asimetría y senos muy espaciados. El espectro de problemas varía de leve a grave. Las pacientes con enfermedad leve a menudo lo desconocen y generalmente no son diagnosticadas.

Antes de tu Cirugía de Senos Tuberosos

Para ayudarte a prepararte y comprender qué debes esperar de la cirugía de simetría mamaria tuberosa, el Dr. Terrén te explicará el proceso en detalle durante su consulta personal y citas previas a la cirugía, así como un resumen del proceso y una breve explicación de varias técnicas de incisión.
Esencialmente, el Dr. Terrén realiza la cirugía de corrección mamaria tuberosa a través de una pequeña incisión en la parte inferior de la mama, generalmente en el borde inferior de la areola. Esto le permite acceder para realizar una incisión y así liberar el tejido mamario contraído subyacente y colocar un implante. Esta incisión permite “desenrollar” el seno para que se extienda a la posición correcta, crea un bolsillo para la colocación adecuada del implante y levanta la posición del pezón. La altura del pezón o el ancho de la areola también se ajustarán para mantener el equilibrio y la simetría.
El Dr. Terrén evaluará a fondo tus necesidades específicas, hará recomendaciones específicas y trabajará estrechamente contigo antes de la cirugía para que te asegures de comprender tanto qué esperar como cuál será el resultado final de tu procedimiento.
Asímismo, te pedirá que dejes de fumar durante un tiempo antes del procedimiento, así como dejar de tomar ciertos medicamentos. También te pedirá un listado de medicamentos que tomes actualmente.

Cirugía de Senos Tuberosos; Riesgos y Complicaciones

La cirugía de mama tuberosa es técnicamente desafiante y está asociada con riesgos específicos. Estos riesgos incluyen pero no están limitados a lo siguiente:

Sangrado:

El riesgo de hemorragia significativa después de la cirugía de mama tuberosa varía entre 0.5-1.0%. Si notas la aparición repentina de hinchazón, moratones o drenaje de uno o ambos senos, debes contactar con la clínica de inmediato. El sangrado puede requerir el regreso al quirófano para la exploración y el tratamiento del vaso sangrante. Las recolecciones de sangre no tratadas pueden provocar infección y un mayor riesgo de contractura capsular o tejido cicatricial del seno.

Infección:

El riesgo de infección también es bastante bajo y es aproximadamente del 1%. La infección se asocia con hinchazón de la mama, dolor, enrojecimiento de la piel, fiebre o escalofríos, y en ocasiones, el drenaje de la incisión. Aunque la mayoría de las infecciones ocurren dentro de varios días después de la cirugía, esta complicación es posible en cualquier momento. Si bien las infecciones leves pueden resolverse con antibióticos, las infecciones graves pueden requerir la extracción del implante durante al menos tres meses antes del reemplazo con un nuevo implante.

Ruptura:

Los implantes mamarios son bastante duraderos y la ruptura es relativamente rara. Aunque un implante mamario puede romperse en cualquier momento después de la cirugía, es más probable que esto ocurra con los implantes que han estado en funcionamiento durante más de diez años. El estudio internacional de resonancia magnética realizado en 2006 mostró una tasa de ruptura del 15% para los implantes que tenían un promedio de 11 años.

Contractura capsular:

Después de la colocación de cualquier tipo de implante en el cuerpo, ya sea un implante mamario, un marcapasos o un reemplazo de cadera, el cuerpo formará una pequeña cantidad de tejido cicatrizal alrededor del dispositivo para protegerlo. En aproximadamente el 5% de los casos, el tejido cicatricial puede volverse firme y apretado, creando algo llamado contractura capsular. En algunos casos, hay dolor asociado o la forma del implante puede distorsionarse. Para casos severos, se puede requerir una revisión quirúrgica con reemplazo de implante.

Seroma:

Un seroma es una bolsa de líquido transparente que a veces se desarrolla en el cuerpo después de la cirugía. Un seroma persistente después de una cirugía mamaria tuberosa puede ocasionar una infección o contractura capsular. Si bien las pequeñas colecciones pueden resolverse espontáneamente, grandes cantidades de líquido pueden requerir drenaje o cirugía adicional.

Cambio en la sensibilidad del pezón y el pecho:

Aunque es raro, la sensibilidad de tu seno y pezón puede aumentar o disminuir después de la cirugía de implantes mamarios. Sin embargo, el riesgo de disminución de la sensibilidad del pezón es algo mayor con el uso de la incisión periareolar (alrededor de la parte pigmentada del complejo areola-pezón). No está claro si el riesgo de un cambio en la sensibilidad es mayor con los senos tuberosos.

Reoperación:

Los implantes mamarios son dispositivos hechos por el hombre y se desgastarán con el tiempo. No obstante, no es necesario que tus implantes se reemplacen rutinariamente a los diez o quince años después de la cirugía si no hay problemas activos. Sin embargo, debe tener en cuenta que el riesgo de ruptura del implante aumenta después de aproximadamente diez años.

Dolor:

Puede haber dolor de intensidad y duración variables y persistir después de la cirugía de mama tuberosa, aunque esto es muy raro.

Amamantamiento:

Hay muy pocos datos sobre la capacidad de los pacientes con mama tuberosa para amamantar antes o después de la cirugía. Debido a las variaciones anatómicas que se encuentran en la deformidad mamaria tuberosa, a los pacientes se les informa que tendrán un riesgo más alto que la media de una incapacidad para amamantar.

Mamografía:

Los implantes mamarios hacen que la mamografía sea más difícil. Aunque se han desarrollado técnicas para mover tus implantes durante el estudio, generalmente no es posible la visualización completa del tejido mamario. Debes avisar a tu centro de mamografía de que tienes implantes mamarios, y debes continuar realizando un autoexamen mensual de tus senos.

La Consulta con el doctor previa al procedimiento

La primera parte de tu proceso de cirugía de mama tuberosa es una consulta integral en la clínica. El Dr. Terrén te conocerá y te indicará cómo te gustaría que se vean sus senos. El Dr. Terrén entiende que esto puede ser un proceso difícil para las mujeres que están acostumbradas a ocultar sus senos.
A continuación, el Dr. Terrén revisará tu historial médico y realizará un examen de tus senos buscando la causa de tus senos tuberosos, el grado de deformidad, la calidad de tu piel y cómo equilibrar tus senos con la forma de tu cuerpo.
El Dr. Terrén explicará sus opciones para la reconstrucción y si eres una buena candidata para la cirugía de mama tuberosa. Estas opciones dependerán de tu anatomía y preferencias. El Dr. Terrén responderá completamente a todas tus preguntas y atenderá sus inquietudes. La decisión de someterte a una cirugía de mama tuberosa es muy personal. El objetivo de esta consulta es ayudarte a comprender todas tus opciones y apoyar así tu decisión, ya sea que decidas o no continuar con la cirugía.
También te indicará, en el caso de que decidas seguir adelante con el procedimiento, que dejes de fumar y tomar ciertos medicamentos antiinflamatorios durante un tiempo antes de la cirugía.

El Procedimiento de Corrección de Senos Tuberosos

En las instalaciones quirúrgicas de la Casa de la Salud de Valencia, el Dr. Terrén realiza la cirugía de corrección de la mama tuberosa. El procedimiento se realiza bajo anestesia general, administrada por un anestesiólogo certificado. La duración del procedimiento es de aproximadamente 2 – 3 horas.
Algo común para la mayoría de los procedimientos de mama tuberosa es la liberación de la constricción mamaria del polo inferior con una maniobra llamada “rayado radial” o de toda la mama con “rayado paralelo”. Esto permite la configuración de un polo inferior más redondo del seno desde el interior o del desplegado de toda la mama.
La “ubicación de bolsillo” para los implantes mamarios con corrección mamaria tuberosa puede ser inferior al músculo (aumento submuscular) o por encima del músculo (aumento subglandular y subfascial). Debido a que el aumento de senos submuscular o subfascial proporciona una mayor cobertura del implante, suaviza el polo superior de la mama, mantiene la estabilidad a largo plazo del bolsillo y disminuye las tasas de contractura capsular, el Dr. Terrén utiliza un plano de bolsillo submuscular o subfascial exclusivamente para todas las correcciones de mama tuberosa. En el tratamiento de los senos tuberosos, el aumento de “doble plano” es el tipo de aumento submuscular que es más apropiado con las maniobras de moldeo glandular utilizadas por el Dr. Terrén. Este enfoque de doble plano promueve la cobertura del polo superior del implante por el músculo y la expansión directa de la glándula mamaria inferior, a menudo deficiente con una técnica subfascial o subglandular.
En la mayoría de los casos se puede seleccionar la corrección de la mama tuberosa en una etapa con implantes mamarios de silicona o implantes mamarios rellenos de solución salina. En casos seleccionados de constricción y deficiencia severa, se puede requerir un enfoque de “dos etapas” para expandir adecuadamente la piel y los tejidos mamarios. Se puede recomendar un expansor tisular (que es un implante salino temporal ajustable) en una primera etapa, que puede llenarse secuencialmente a lo largo de semanas o meses posteriores a la cirugía inicial para lograr el mejor tamaño, forma y proporción de senos. Luego se reemplaza con un implante mamario permanente del tamaño, textura y tipo deseados.

Recuperación después de una Corrección de Mamas Tuberosas

Planea relajarte en casa los primeros dos días después de tu cirugía. Llevarás un cómodo sujetador deportivo. Puedes tomar analgésicos durante este período de tiempo. Después de los primeros días, la mayoría de las personas están activas, sin medicamentos recetados para el dolor, y generalmente han reanudado sus actividades básicas. Sin embargo, es importante evitar todo ejercicio, levantar objetos pesados y otras actividades más extenuantes durante las primeras tres semanas. Si vas al trabajo, espera estar más cansada durante la primera semana y dolorida al final del día. Si tu trabajo implica mucho movimiento de la parte superior de tu cuerpo, es aconsejable que pidas libre la primera semana.
El Dr. Terrén insiste en que todos los pacientes se sometan a un régimen de cicatrización de seis meses después de la cirugía para minimizar todas las cicatrices. Durante el período de cicatrización, los senos suelen tener áreas gruesas apretadas o pequeñas donde se encuentran las suturas internas. Esto es común y es más prominente de 4 a 8 semanas después de la cirugía. Estas suturas son absorbibles y cualquier bulto causado por ellas desaparecerá. Tus senos necesitan hasta 6 meses para sanar completamente y tomar su forma final. El Dr. Terrén discutirá contigo qué tipo de apoyo y actividad necesitarás durante este tiempo.

Antes y Después

A continuación te presentamos varios casos del antes y después de varias mujeres que han sido intervenidas de esta patología.

PECHOS TUBEROSOS CASO 1 ANTES

PECHOS TUBEROSOS CASO 1 DESPUÉS

PECHOS TUBEROSOS CASO 2 ANTES

PECHOS TUBEROSOS CASO 2 DESPUÉS

PECHOS TUBEROSOS CASO 3 ANTES

PECHOS TUBEROSOS CASO 3 DESPUÉS

PECHOS TUBEROSOS CASO 4 ANTES

PECHOS TUBEROSOS CASO 4 DESPUÉS

PECHOS TUBEROSOS CASO 5 ANTES

PECHOS TUBEROSOS CASO 5 DESPUÉS

Preguntas y Respuestas

  

¿Qué es la deformidad mamaria tuberosa?
La deformidad mamaria tuberosa o tubular se refiere a una afección congénita en la cual la mama no se desarrolla completamente. El seno ideal es redondo y el tejido del seno se extiende a lo largo del pecho. En una deformidad tuberosa, el volumen de tejido mamario puede ser normal o deficiente, pero se concentra directamente debajo del pezón, y el polo inferior de la mama no se ha desarrollado completamente. Como resultado, la mama puede aparecer larga y estrecha.

¿Cómo puedo saber si tengo deformidad mamaria tuberosa?
Puede parecer que tu seno tiene una forma inusual, con una base estrecha. Tus senos pueden caerse y es posible que tengas los complejos de pezón/areolar muy agrandados. En la mayoría de los casos, los pacientes se diagnostican con senos tuberosos solo después de hacer su propia investigación online y ver fotos de otros pacientes con la misma anatomía.

¿Qué tipo de anestesia se usa para la cirugía de mama tuberosa?
Se requiere anestesia general o local con sedación profunda. Esto protege las vías respiratorias del paciente al tiempo que garantiza que esté completamente cómodo durante la cirugía.

¿Se pueden realizar cirugías de mamas tuberosas y procedimientos de aumento de senos en la misma cirugía?
, y de hecho, la mayoría de los pacientes tuberosos requieren de un implante para rellenar el polo inferior de sus senos.

¿La cirugía de mama tuberosa con implantes proporciona resultados simétricos?
La gran mayoría de los pacientes con mama tuberosa son asimétricos. El uso de implantes en general ayuda a mejorar la simetría, pero es poco probable que los senos del paciente sean perfectamente simétricos.

¿Se pueden corregir los senos tuberosos sin el uso de implantes?
En pacientes seleccionados con un grado leve de deformidad mamaria tuberosa, se pueden levantar los senos y se puede inyectar grasa en los polos inferiores de los senos, evitando el uso de implantes.

¿Tendré cicatrices visibles después de la Corrección de Mamas Tuberosas?
Sí, cualquier procedimiento quirúrgico dejará una cicatriz. Las cicatrices irán despareciendo con el tiempo, pero nunca desaparecerán por completo. La cicatrización varía considerablemente de un paciente a otro, pero se puede abordar con el uso de cremas tópicas para cicatrices.

¿Cuál es el proceso de recuperación?
Se colocarán vendajes ligeros inmediatamente después de la cirugía, y el paciente puede ducharse ese día o al día siguiente. La mayoría de los pacientes notan molestias leves a moderadas durante las primeras 48 horas, dependiendo de qué tan extenso fue su procedimiento quirúrgico. Los pacientes vuelven al trabajo 5-7 días después de la cirugía (dependiendo del trabajo).

¿Es posible amamantar después de una cirugía de mama tuberosa?
La mayoría de los pacientes con mamas tuberosas no pueden amamantar debido a la falta de crecimiento de parte de la mama. La cirugía en sí no parece empeorar la capacidad del paciente para amamantar.

¿Debo esperar hasta después del embarazo para someterme a una cirugía de mama tuberosa?
Si actualmente estás embarazada o estás tratando de quedarte embarazada, entonces debes esperar hasta por lo menos 6 meses después de que hayas dado a luz y hayas dejado de amamantar. Por contra, no hay contraindicación para la cirugía antes de tener hijos.

¿Cuánto tiempo después de la cirugía puedo volver a mi rutina de ejercicios habitual?
Los pacientes deben esperar hasta 2 semanas después de la cirugía antes de reanudar la actividad extenuante. Se permite caminar y realizar actividades ligeras al día siguiente de la cirugía.